acústica arquitectónica

Evolución histórica de la Acústica Arquitectónica

Evolución histórica de la Acústica Arquitectónica

Desde que una fuente sonora emite un sonido, hasta que dicho sonido se convierte en la sensación sonora que percibimos, se producen un grupo de fenomemos que dividimos en dos fases:

La transición del sonido; y la audición de las ondas sonorasAl estudio de esos fenomenos le llamamos ACÚSTICA.

Por lo que podemos afirmar, que la ACÚSTICA es una rama de la física que estudia lo que acontece con las ondas sonoras desde que son emitidas hasta que llegan al punto de audición.

El estudio del control del sonido tanto de lugares abiertos, como en espacios cerrados la denominamos ACÚSTICA ARQUITECTÓNICA.

Evolución histórica de la Acústica Arquitectónica

Espacio y sonido estan extrechamente relacionados. La acústica arquitectónica nos enseña como el sonido se produce en un punto y se expande actuando de manera direrente dependiendo de las formas, volumenes y materiales que hay en el espacio donde se produce el sonido.

Los primeros estudios que se conocen sobre el sonido se remontan a Pitágoras, al estudiar la relación que existe entre la longitud de un cuerpo vibrante y la altura del sonido.

Pitágoras realiza el primer experimento deducido numéricamente de la historia de la ciencia, siendo un experimento sonoro.

Si retrocedemos en la historia del conocimiento en materia de la acústica de los teatros, nos encontramos con que los griegos nos han dejado amplios ejemplos de su conocimiento en la materia, como el teatro Epiduro. Que posteriormente, como casi todo, fueron adquiridos y desarrollados ampliamente por los romanos, con nuevas aplicaciones teóricas y prácticas.

Los estudios sobre Acústica Arquitectónica más antiguos que conocemos datan del siglo I a.C., contretamente, el año 25 a.C., por Marco Vitrubio polio, ingeniero militar de Julio César, en su tratado De architectura (libro V, capitulo VII). Donde se describen varios diseños para la acústica de los antiguos teatros romanos, como vasijas de bronce afinadas.

Posteriormente, en la construcción de templos religiosos (iglesias, catedrales), que debido de su compleja construcción de techos abovedados y altos, lo que producía muchos problemas acústicos, sobre el pulpito se colocaba un “Tornavoz” (una especie de sombrero, marquesina, en forma de concha, para evitar que el sonido del predicador se diluyese entre los arcos y la bovedas del templo. Consiguiendo notables resultados.

Hasta el siglo XIX, el diseño acústico es puramente una cuestión práctica, que a veces eran motivadas por las supersticiones de la época.

En próximas artículos hablaremos de la Acústica arquitectónica en Mesoamérica, y de la acústica arquitectónica moderna, que nació a finales del siglo XIX.

ACUSTIVAL