Ruido del aire acondicionado. Unidad exterior

El ruido del aire acondicionado. Cómo eliminarlo

Eliminar el ruido del aparato de aire acondicionado es una necesidad que se ha vuelto tan común como el uso de los propios equipos. Ya hace décadas que las instalaciones de aire acondicionado comenzaron a ser comunes en hogares y oficinas.

Estos aparatos aportaron una mejora considerable de las condiciones ambientales de los mencionados entornos. No obstante, el confort termohigrométrico, trajo consigo un problema añadido de ruido. Las mejoras tecnológicas han eliminado en gran medida este problema en las instalaciones nuevas. Aún así, siguen existiendo problemas de ruido derivados del uso de estos equipos.

Las razones de este problema pueden ser diversas. En este artículo identificaremos causas y veremos como eliminar el ruido producido por estos equipos. Especialmente el ruido producido por la unidad exterior de aire acondicionado.

Principales causas del ruido

La unidad exterior de aire acondicionado suele ser la que ocasiona los principales problemas de ruido. La dilatación en diversos elementos del sistema, debido al cambio de temperatura entre la unidad exterior e interior es uno de los motivos que produce el ruido y las vibraciones.

Las piezas sueltas son también una causa común de los ruidos son en las instalaciones de aire acondicionado. Esta situación puede afectar a las tuberías de refrigerante y ocasionar la vibración.

En muchas ocasiones la unidad exterior produce un zumbido que puede significar diferentes problemas. Existe la posibilidad de que haya piezas sueltas, incluyendo las aspas del ventilador. El problema puede estar en el motor del ventilador. Un mantenimiento inadecuado de éste puede ocasionar el molesto zumbido. También podría significar que hay escombros en la unidad exterior o interior. El ventilador podría estar desequilibrado o estar fallando o quizás esté relacionado con la bobina del condensador.

Soluciones al ruido del aire acondicionado producido por la unidad exterior

Existen materiales de aislamiento que ayudan a eliminar los ruidos producidos por las vibraciones. En Acustival seleccionamos los materiales adaptándolos a las necesidades de cada caso. Un asesoramiento adecuado te permitirá utilizar el más eficiente.

Las puertas y ventanas que se encuentran en la trayectoria de las ondas de sonido son una parte clave de la reducción de las molestias ocasionadas. Los huecos de la parte inferior de las puertas y otras ranuras permiten la fuga del sonido y esto hay que eliminarlo en la medida de lo posible. Eliminar esas aperturas es necesario para reducir el ruido. Acustival fabrica puertas acústicas diseñadas para necesidades concretas de cada recinto.

Las paredes también son elementos que, en muchas ocasiones permiten que se filtre el sonido. Es por ello, que se debe utilizar un material adecuado de aislamiento acorde con el nivel de reducción de ruido que se necesita. En la mayoría de los casos, el aislante acústico proporciona aislamiento térmico que ayudará a mantener la temperatura de la estancia. Esto favorece el rendimiento de la instalación

Existe la posibilidad de crear barreras a ese sonido que se transmite a través del aire. Se trata de instalar paneles acústicos que amortigüen del ruido. La ubicación, altura o recinto de los panelamientos dependerá de cada situación y las características del entorno. Los materiales también pueden ser diverso y es recomendable seguir las recomendaciones de los especialistas para evitar costes innecesarios. Independientemente del material utilizado, siempre deberá instalarse de forma que se eviten las vibraciones.

Ya hemos comentado que muchas veces, la causa se encuentra en las vibraciones del equipo. Lo que habrá que hacer en estas situaciones es construir una base estable para eliminar las vibraciones y reducir el ruido provocado por ellas. Si el ruido fuerte es ocasionado porque la base de la unidad exterior está en contacto con una superficie rugosa. Las vibraciones viajan a través de la base y el sonido se amplifica. Crear una base adecuada que sirva de soporte y ayude a amortiguar esas vibraciones evitará que se transmitan a través del suelo.

Además, hay que asegurarse de la unidad exterior de aire acondicionado siempre descanse sobre una superficie estable. De lo contrario, podría tambalearse y crear más ruido de vibración.