Ruido en gimnasios

Ruido en gimnasios y centros deportivos

El ruido en gimnasios y centros deportivos puede ser un problema en dos direcciones. En cualquier centro deportivo surge la necesidad de controlar el ruido. Esto se debe a la necesita para optimizar el confort en el interior. Esta circunstancia se da independientemente de su tamaño o naturaleza del deporte que se practique en el.

Asimismo, en muchas ocasiones es necesario aislar el centro deportivo del exterior. Es posible que se pretenda evitar el ruido procedente del exterior. Pero también puede que lo que queramos es que la actividad desarrollada en el interior, no interfiera en la calidad de vida de las viviendas y recintos colindantes. Esto puede llevar a un deterioro de las relaciones con el entorno, así como arriesgarse a sanciones derivadas de los altos niveles de presión sonora.

Ruido en el interior de un gimnasio o centro deportivo

Acondicionamiento acústico del las instalaciones deportivas.

La mayoría de las personas que practican deporte lo hacen para quitare el estrés. En ese sentido, existen determinadas actividades deportivas que requieren de un ambiente relajado y de confort acústico. Imagínate practicar yoga o pilates en un recinto lleno de ruidos. Sería ilógico. En estas situaciones resultaría de gran ayuda acondicionar el recinto acústicamente.

Por otro lado, existen deportes en los que el inicialmente el aislamiento del ruido no parece necesario. A primera vista, desarrollar ciertas actividades físicas puede no requerir de determinadas condiciones de confort. No obstante, sí que resulta necesario acondicionar el interior para evitar ecos y otras molestias. Esto se da, sobre todo, en los gimnasios donde se escucha música o en las que un monitor o monitora proporciona indicaciones.

Lo mismo ocurriría con un recinto deportivo de grandes dimensiones y gran capacidad. Resultaría necesario elaborar un estudio del impacto del ruido generado y sus efectos en la estancia.

Asimismo, los golpes y vibraciones producidas por determinada maquinaria deportiva pueden verse amplificadas por las condiciones acústicas del recinto.

Es fundamental pues, realizar un estudio de ruido, teniendo en cuenta la actividad que se va a desarrollar para realizar un acondicionamiento acústico mediante paneles de absorción u otras técnicas de acondicionamiento acústico. De ese modo se conseguiría mejorar el confort y se evitarían ecos y reverberaciones. Éste será un objetivo fundamental en la elaboración de un plan de actuación contra el ruido en el interior de un gimnasio.

Aislamiento acústico en gimnasios.

Ahora bien, ¿qué ocurre con el aislamiento de una instalación? ¿Es menos necesario? Evidentemente, la respuesta es no. Como en cualquier otra instalación habrá distintos niveles de necesidad de aislamiento dependiendo del ruido proveniente del exterior. En cualquier caso, se debe realizar un análisis pormenorizado para adaptar las condiciones del interior a las necesidades de la actividad que se realice. Tal y como hemos comentado, no serán las mismas necesidades en un centro de pilates que en otro tipo de instalación deportiva. En cualquier caso, se trata de reducir el ruido en gimnasios.

Por otro lado, existe una necesidad común a muchos gimnasios que consiste reducir el impacto de la actividad en el exterior de las instalaciones. Los golpes de las pesas y otros impactos producidos en determinados centros deportivos pueden transmitirse al exterior produciendo grandes molestias en las viviendas colindantes. Ocurre lo mismo con otra maquinaria propia de este tipo de instalaciones y por supuesto, la propia actividad.

Para todo tipo de instalaciones deportivas, Acustival elabora un estudio del ruido y su impacto tanto dentro como fuera de las instalaciones.  Realizamos el diseño, fabricación e instalación del sistema de reducción de ruido en gimnasios, estudios o centros deportivos. Adaptamos las soluciones acústicas a su actividad.